10 de diciembre de 2011

10. Mucho cine, pocas sorpresas

Cada año el cine está lleno de títulos prometedores, uno que otro digno de verse, películas entretenidas y también por que no, esas que uno se arrepiente después de haberlas visto. Pero algo que se ha convertido ya en una hazaña muy difícil de lograr es ver una cinta que pase a la historia por lo grande que es. Es así como a pesar de haber superado las visitas al cine de años anteriores; no hubo una película que llegara a considerar excelente. Claro, hubo varias cintas destacables, y otras que les reconozco el haberme hecho pasar un rato agradable y una que otra enseñanza. Al fin y al cabo el cine es para eso también.

Esta bien, sabemos que debido a la forma de distribución de las cintas veremos los títulos aun mas prometedores en los primeros meses del 2012, y así empezar a ponernos al corriente para la temporada de premios que se acerca.

No podemos dejar de mencionar que aun nos quedan unas semanas del año, y que pocos, pero importantes títulos nos quedan por ver. En resumen, fue un año de mucha variedad. Veamos como nos va en lo que queda de él.