22 de marzo de 2012

Caballo de Guerra (War Horse)

Cuando escuchamos que se estrenaría una nueva película de Steven Spielberg, rápidamente las expectativas subieron, las apuestas para la temporada de premios se elevaban y la espera de una nueva obra maestra de uno de los directores más influyentes de la historia se hacía presente.

En pocas palabras, se esperaba demasiado de un proyecto que aun no veía la luz, y esto se convertía en un peligro por no poder cumplir esas expectativas.

A simple vista vemos una producción impecable, la ya característica música de John Williams y la excelente fotografía de Janusz Kaminski que nos acompañaran en las siguientes dos horas y media de una historia que en cierta forma regresa al famoso director al género que le ha dado tanto reconocimiento como es el bélico.

Así que vemos grandes secuencias de batallas, multitudes de soldados peleando, explosiones, un buen sonido, una notable edición y todo lo que caracterizó a películas como Saving Private Ryan. En ese aspecto todo bien.

Pero, ¿qué es lo que hizo que la película no cumpliera su meta para algunos espectadores? El que el protagonista de esta cinta sea un caballo ya es un elemento complicado que no facilmente puede llegar a simpatizar con el publico, además de que las historias cortas que están dentro de la trama no alcanzan en su mayoría a entenderse como debería de ser.

Es por eso que aunque tiene un elenco de buenos actores, no vemos una actuacion memorable, ya que la poca participacion y la o axperiencia de algunos no nos hace impactarnos por completo con alguna interpretación.

El factor música conmovedora más historia manipuladora no termina de funcionar, con una trama redonda que en cierta forma no aporta nada nuevo, una cinta que por momentos se siente larga (con escenas que se extienden de más).

No digo que sea una mala película, sólo creo que la historia es muy inferior al gran trabajo técnico que el director siempre tiene dentro de sus cintas. Por momentos la historia atrapa y puede llegar a conmover, pero le falta mucho para ser una de esas obras maestras que hace años nos dio este peculiar director.

Nominada a 6 Oscares:
- MEJOR PELÍCULA
- Mejor Fotografía
- Mejor Dirección de Arte
- Mejor Banda Sonora (John Williams)
- Mejor Sonido
- Mejor Edición de Sonido

7

Dirigida por Steven Spielberg (The Adventures of Tintin) y protagonizada por Jeremy Irvine, Emily Watson, Peter Mullan, David Thewlis, Benedict Cumberbatch, Tom Hiddleston, Eddie Marsan, Toby Kebbell, Niels Arestrup y David Kross.