18 de diciembre de 2012

Las Ventajas de ser Invisible

A simple vista con el póster podemos esperar una cinta típica de adolescentes con actores jóvenes del momento y el lucimiento de una actriz que proviene de una exitosa franquicia. En términos de promoción esto es imposible, ya que la película fue manejada de manera independiente y por eso sus ingresos han sido modestos.

El libro en el que fue basado fue escrito en forma de cartas, y es así como inicia la cinta. Pasando eso nos lleva de lleno a la acción  una preparatoria, jóvenes y sus estatus dentro de la escuela parece confirmar la sospecha del póster. Pero cuando vamos conociendo a los personajes nos damos cuenta de una ligera complejidad entre ellos.

Las problemáticas que han vivido los personajes no están fuera de lo común, pero son manejadas de una forma mas fuerte de lo normal, ya involucrar temas como la muerte y problemas psicológicos sin llegar al drama extremo es un método bastante difícil  pero tenemos la noticia de que el director de esta cinta es también el guionista, que a su vez adapta su propia novela para la pantalla grande, cosa que le da una mayor libertad creativa y que justifica muchos detalles. Esto nos da como resultado una muy buena historia ejecutada de manera sobresaliente y con personajes bien definidos.

Claro, esto no sería lo mismo sin ka ayuda de los tres protagonistas, Lerman puede sostener la cinta con un personaje complejo, en el cual se mete de lleno y mantiene una excelente química con los demás actores, los cuales son Watson, quien se aleja de lo que ya conocemos de ella en una cinta dramática, escenas intensas y un acento americano que le resulta bien. Y que decir de Miller, quien ya nos ha sorprendido antes y ahora en un personaje que parece ser escrito para él y darnos, al igual que los demás, una gran actuación.


Para terminar, hay que mencionar la buena recreación de los noventa, la atmósfera agradable (un acierto por los homenajes a The Rocky Horror... y las referencias culturales), el alejamiento de los convencionalismos y la naturalidad de las actuaciones, lo que la hace una de las mejores películas del año.

9

Dirigida por Stephen Chbosky (Ópera prima) y protagonizada por Logan Lerman, Emma Watson y Ezra Miller.