15 de julio de 2011

Harry Potter y las Reliquias de la Muerte Parte 2

Ha llegado el momento esperado por todos los fans de la saga de magia más famosa y exitosa de la historia. Ese estreno que pinta para ser una de las películas mas taquilleras de todos los tiempos y mas con la ayuda de ese formato que solo aumenta el precio del boleto.

Una campaña publicitaria que se veía por todas partes, pre-estrenos con demasiadas funciones por cine que satisfacen a millones de fanáticos a nivel mundial en el evento más importante del año cinematográficamente hablando.

Y para serles sinceros, y como ya lo he comentado en las opiniones de las anteriores partes de esta saga, yo no soy uno de los millones que siguen estas películas, pero que el fenómeno que han provocado me han llamado la atención para poder ver esto de una manera más objetiva. No queriendo decir que los fans no lo sean.

Primero que nada, debido a las excelentes criticas que se han dado y la aceptación universal del publico a esta ultima parte hicieron que mis expectativas subieran demasiado, esperando un evento épico que incluso podría compararse con el final de The Lord of The Rings. Pero claro, en mi opinión no me puedo poner tan exigente.

Después de criticar la segmentación que tuvimos en noviembre con la primera parte del final, era cuestión de los primeros minutos de esta segunda parte para que iniciara la acción, y afortunadamente lo cumple. Después de una introducción que nos recuerda en donde nos quedamos, los personajes principales se lanzan a la aventura y la batalla final ocupa la mayoría de los minutos que dura esta cinta. Eso es obviamente de agradecerse.

Aqui vemos una cinta llena de acción y el logro de un director que no fue bien recibido al principio, pero al estar al frente del final cumple con la prueba y le da un desenlace digno a cada personaje.

Efectos impresionantes, una fotografía que le da toques oscuros a una historia oscura. Y la banda sonora, en la que Desplat retoma los temas de Williams para despedir esta importante saga.

Las actuaciones de todo el elenco son de resaltar por la razón de que se nota el empeño que le pusieron todos, las ganas que cada uno le puso a su personaje en su ultima interpretación. Radcliffe, Watson y Grint se despiden con unas buenas actuaciones de los personajes que interpretaron durante 10 años. Mención aparte a esos villanos que tuvo la saga creada por J.K. Rowling, quien mas que Fiennes para encarnar al gran villano; Bonham Carter en una buena caracterizacion y un Rickman que no podemos ubicar fuera de Snape.

Sin duda, es el evento del año, tal vez puedo decir que por el hecho de no ser fan de la saga no puedo dar una excelente opinión y agradecer por estos diez años. Lo que si puedo hacer es reconocer el trabajo que hicieron, dándonos 8 películas entretenidas, que no ofenden la inteligencia del publico y basadas en libros que ayudaron a muchos niños a volver a leer como pasatiempo. Con esta cinta lograron un final digno.

8

Dirigida por David Yates (Harry Potter and the Deathly Hallows, Part I) y protagonizada por Daniel Radcliffe, Rupert Grint, Emma Watson, Ralph Fiennes, Michael Gambon, Alan Rickman, Helena Bonham Carter y Maggie Smith

3 comentarios:

Pados Gemini dijo...

Por mi lado aun esta pendiente la critica, tengo que encontrar mi zen... pero intentare ser breve... la pelicula tiene sus fallas, y esta sobretodo queriendo satisfacer a los fans, lo que es realmente de admirarse, como lo mencionaste, es la importancia de los libros, que tal vez gracias a las películas, pero han hecho un club de fans comparable con lo que en su momento historico hizo Sherlock Holmes... y es que podemos decir realmente que HP ha pasado a la historia, y quedando solo videojuegos y nuevas sorpresas por parte de Pottermore, esta pelicula ha marcado el verdadero final de todo un ciclo de 10 años

Rodrigo Moral dijo...

Quiero hacer una aclaración, antes que nada: en mi crítica de HP7.2, me denominé un no-fanático (como tantos, seguramente...); quiero aclarar que no fue una copia, eh. Pero veo que coincidimos en la idea!

La película me gustó mucho. Y sí, yo no soy de los enamoradizos/obsesivos/pottermaníacos, pero me convenció muchísimo. Además, me venía gustando lo que hacía David Yates, y en esta probó su valentía y el éxito de su trabajo.

Los actores estuvieron geniales. Y, por ser un último capítulo (que es como las telenovelas: a veces se quedan cortos... y de hecho me hubiera gustado que esta no tuviese ese epílogo estúpido, y que hubiera mostrado otras cosas de mayor relevancia), algunas apariciones me sacaron una sonrisa.

Por otra parte, también reflexiono acerca de la posibilidad de que este séptimo libro hubiese sido adaptado en una sola película. ¿Cuál habría sido el efecto?

En mi opinión, creo que tanto en términos de recaudación como de interés por parte del público, todos salimos ganando. El espectáculo se disfrutó más en dos partes, y la película tiene un éxito gigante. Buena estrategia, que quizá se repita con Amanecer.

Saludos!

Pabela dijo...

Pues coincidimos bastante también!. La saga siempre la seguí porque siempre me gustó mucho la temática, aunque reconozco que me quedo con las primeras, realmente esa "madurez" y oscuridad que fue adquiriendo está genial en cuanto a historia en general, pero eso es lo que justamente le fue dando vaivenes a la cosa. La 5ta y 6ta siempre lo repito, lo peorrrr de la saga. Gustará a los que leyeron los libros pero vamos, así no servía. Esta presenta una muy buena realización y un final acorde con la historia, incluso el epílogo aunque ñoño encuadra dentro de la historia en general!