20 de mayo de 2015

Insurgente

Puede que la adaptación de la primera parte dela saga no haya tenido el éxito en criticas esperado, que la compararan con otras adaptaciones y que a pesar de todo eso tuvo el éxito suficiente para tener una secuela confirmada y el aseguramiento de tener toda la saga en cines.

Lo curioso de esta secuela es que es evidente el hecho de tener un nuevo director da otro estilo completamente diferente que parece vemos una nueva historia en lugar de una secuela, tanto así que no es necesario haber visto la anterior, sin mencionar la aparente obligada explicación al inicio por la villana de la cinta.

Y hablo pronto de la villana por ser el único motivo por el cual vi esta cinta, Winslet tiene un personaje que de nuevo es desaprovechado y sólo como pretexto para tener a una actriz de renombre. Pero en esta ocasión tenemos la presencia de otras dos actrices respetadas por la crítica, Watts en un personaje nada memorable y a Spencer en uno que tiene muy pocos minutos en pantalla.

Si bien Woodley tiene a su favor ser una buena actriz la cual ha impresionado en todo personaje que interpreta, aquí pierde fuerza debido a lo absurdo de la historia, lo mal planteado de la trama y la poca profundidad en los personajes. Todo se pierde conforme avanza la cinta y al final nos dan una absurda resolución que no ayuda en nada a la historia.

De más está decir que tiene efectos poco lucidores y un trabajo técnico nada sobresaliente, en una historia que no ofrece nada nuevo y un desenlace que pretende dejarnos enganchados, pero en mi opinión, no lo logra.

4

Dirigida por Robert Schwentke (R.I.P.D.) y protagonizada por Shailene Woodley, Theo James, Octavia Spencer, Jai Courtney, Ray Stevenson, Zoë Kravitz, Miles Teller, Ansel Elgort, Maggie Q, Naomi Watts y Kate Winslet.