24 de marzo de 2015

Chappie

Hace casi seis años del triunfo de una gran cinta de ciencia ficción llamada District 9, la cual tuvo grandes reconocimientos incluyendo la nominación al Oscar a la Mejor Película, era de esperarse que el director tuviera un éxito similar en sus siguientes cintas. No lo logró con la siguiente, la cual tuvo una recepción irregular y esperaba lograrlo en su tercera cinta, la cual es la que mencionamos en esta entrada.

Contamos con efectos decentes al igual que en aquellas cintas, una historia entretenida ahora encabezada con actores claves en el género. Esto debería ser motivo de una buena cinta... pero no lo es.

Tenemos una nula presencia de Weaver, quien es un referente obligado de la ciencia ficción en el personaje de una líder que no sabe de la problemática inicial y es manipulada por un absurdo villano interpretado por Jackman, quien a su vez culpa de sus problemas a un Patel quien parece forzado a ese tipo de personajes patéticos.

Pero este no es el peor problema de la cinta, es más bien la estructura del personaje principal. Interpretado en "motion capture" por Copley, el actor fetiche del director, tenemos a un personaje que bien podría ganarnos con su ternura, pero al ponerlo en situaciones absurdas, y hasta de mal gusto llegan a perder la idea inicial.

Puede que técnicamente tenga sus aciertos, como los efectos visuales y de sonido y la música de Zimmer, pero esto no es suficiente para una historia absurda y deficiente. Entretiene pero no deja nada más.

5

Dirigida por Neill Blomkamp (Elysium) y protagonizada por Sharlto Copley, Dev Patel, Watkin Tudor Jones, Yolandi Visser, Jose Pablo Cantillo, Sigourney Weaver y Hugh Jackman