8 de febrero de 2015

Whiplash: Música y Obsesión

Hace más de un año escuchamos como una cinta se ganaba al publico de Sundance, y ganaba los premios principales de dicho festival. Ahora que ha pasado por la temporada de premios con tanto éxito al grado de ser una de las nominadas al Oscar a la Mejor Película.

Se cuenta la historia de Andrew Neiman, un joven de 19 años que busca sobresalir en la escuela de jazz más importante de Estados Unidos, y al conocer al profesor Terence Fletcher se enfrenta a un modo nada convencional de aprender debido a las peculiares técnicas de enseñanza de Fletcher.

Desde la primera escena vemos a lo que nos enfrentamos, escuchamos una batería que va aumentando en ritmo y la interacción entre Miles Teller y J. K. Simmons. De ahí vemos como nos introduce al personaje protagónico, Teller interpreta a un joven un tanto inseguro, solitario que no le importa nada de eso sino buscar ser el mejor en su área. Si bien Teller hace una gran actuación, dando lo mejor de sí mostrando la frustración de su personaje, el sufrimiento que vive y el miedo que lo domina; esto queda en segundo plano con lo siguiente que diré.


Me refiero a la impresionante actuación de Simmons, sé que todos hablan de ello y que tiene asegurado su premio Oscar en dos semanas, pero esto no es en vano ya que puede transmitir esa ira, arrogancia e incluso hacernos temblar en cada escena que tiene en pantalla convirtiéndose en probablemente la mejor actuación del año. No hay mucho que agregar y los que han visto esta película sabrán a qué me refiero. La interacción que tiene con Teller es un gran duelo de actuaciones que llevan sus habilidades histriónicas al extremo de llegar a lo físico y hacer que nos sorprendamos de la calidad de sus interpretaciones.

La historia está armada de tal forma que podemos estar "al filo de la butaca" durante toda la cinta,una historia que nunca se cae a pesar de tener momentos "informativos" que sirven para conocer más a los personajes. Lo que ayuda bastante también es el gran trabajo de montaje y sonido que hacen aun más disfrutable este trabajo.

Es curioso tomar en cuenta que es un joven director el responsable de esta cinta, que se trata de su segundo largometraje y que se ha ganado con justa razón el reconocimiento a nivel mundial. Chazelle tiene todo para convertirse en uno de los grandes, si no es que ya lo es.

Estamos ante una de las mejores películas de los últimos años, un gran trabajo que será recordado por mucho tiempo que a pesar de que en los Oscar sólo tendrá el reconocimiento (merecido) para Simmons, pasará a la historia como la obra maestra que es.

Nominada a 5 Premios Oscar:
- MEJOR PELÍCULA
- Mejor Actor de Reparto (J. K. Simmons)
- Mejor Guión Adaptado
- Mejor Montaje
- Mejor Sonido

10

Dirigida por Damien Chazelle (Guy and Madeline on a Park Bench) y protagonizada por Miles Teller, J. K.Simmons, Paul Reiser y Melissa Benoist.