4 de septiembre de 2013

Antes de la Medianoche (Before Midnight)

Desde hace varios años supe de la existencia de dos películas que siguen la historia poco usual de dos jóvenes que se enamoran en un tren, que tienen que pasar varios años para volverse a encontrar y dejar al público con la incógnita de que pasa con ellos después. No me había puesto a verlas hasta que se anunció la tercera parte.

Debo decir que he quedado impresionado, las dos películas mencionadas (Before Sunrise y Before Sunset) rápidamente me atraparon, esto gracias a guiones excelentes y a dos personajes que se han vuelto entrañables. Y a dieciocho años de que vieron la luz, y a nueve de la segunda parte, vuelven para cerrar su historia de amor.

Es un gran detalle que no se necesiten tantas explicaciones para decir qué ha pasado con ellos, un giro que esperábamos, pero que puede tener consecuencias desagradables, y conforme avanza la historia podemos comprobarlo.

Además, a diferencia de las anteriores, aquí tenemos diálogos de otros personajes que le dan nuevos matices al estilo de contar esta historia. De nuevo tenemos esas frases que nos cautivaron, pero más que frases para el recuerdo, tenemos hechos bastante fuertes que nos transmiten el dolor de un final que a veces parece inevitable.

Los diálogos parecen adecuados, ya no hay nada que se tengan que contar los personajes, ya se conocen lo suficiente para convertirse en una pareja monótona que busca arreglar las cosas en unas vacaciones que definirán su futuro. Al igual que ellos lo hacen, el público se preguntará si en realidad son los mismos jóvenes que se conocieron en Austria hace dieciocho años.

Tenemos muy buenas actuaciones, Delpy y Hawke ya saben manejar a estos personajes para los cuales personalmente se hicieron cargo del guión por segunda ocasión. Su naturalidad y el reflejo de que ambos ya están entrados en años le dan ese toque a Jesse y Celine de autenticidad. Sus escenas donde sólo ellos aparecen van desde el reflejo de la cotidianidad en pareja, hasta el peligro de cuestionarse si pueden soportar otros nueve años.

El único detalle que podría darle a la cinta es que a pesar de que las anteriores nos daban al final un toque de esperanza y nos hacia sentir bien, a pesar de los finales abiertos, aquí sientes el dolor, el sufrimiento en una desgarradora historia que no dejará indiferente a nadie, tal vez sea por el cariño que les tenemos a los personajes o el hecho de que a nadie nos gusta llegar a un triste final. O más bien si tenemos que conformarnos con la costumbre de estar con alguien. Es decir, todos hemos conocido el amor de alguna forma, y nadie quiere que eso termine. Es la primera vez que puedo decir que una cinta que considero muy buena no me haya gustado.

8

Dirigida por Richard Linklater (Bernie) y protagonizada por Ethan Hawke y Julie Delpy.